jueves, 25 de febrero de 2016

PARA REFLEXIONAR: ¿PREJUICIOS? NO, GRACIAS

Un compañero quiere compartir esta historia con todos nosotros:

Un joven de 24 años se asomo por la ventana del tren y gritó...
"¡Papá, mira los árboles, nos siguen, van muy rápido!" su papá se quedó mirándolo con ternura y sonrió. Una pareja de jóvenes sentada cerca vieron al joven de 24 años y pensaron para si mismos: Es muy mayor para una actitud tan infantil, debe tener un trastorno mental. De repente el joven exclamó otra vez: “¡ Papá, mira las nubes están corriendo con nosotros." La pareja no pudo resistirse y preguntaron al señor mayor: “ ¿Por qué no lleva a su hijo a un buen médico, como un psiquiatra?” El anciano sonrió y dijo: “ Eso acabo de hacer. Venimos de un médico, pero no un psiquiatra; estamos llegando del hospital. Mi hijo era ciego de nacimiento. Acaba de conseguir ver hoy por primera vez, su comportamiento puede parecer estúpido para ustedes, pero es más que un milagro para mí.” La joven pareja simplemente se sentó allí, perdidos por las palabras, con una mezcla de lágrimas y vergüenza en sus ojos...
Cada persona tiene una historia; no juzgues a las personas tan rápidamente ni hagas conclusiones acerca de sus asuntos privados; no sabes de donde vienen o lo que tienen que afrontar.
La verdad detrás de su historia podría sorprenderte. Se humilde con los demás, incluso si tienes una vida perfecta. Debemos seguir trabajando para el bien de todos.
Esta historia me ha inspirado y la he compartido contigo para inspirarte a ti también. Espero que tu también compartas esta historia con otros.

Gracias Miguel.

¿Prejuicios?no, gracias. Conociendo el lupus y otras enfermedades autoinmunes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario